Balance del año 2018

03/01/2019

Recordar es la forma más elevada de conservar la memoria, de honrar a los que nos precedieron en la devoción a los Titulares, y de reconocer la generosa entrega de los hermanos que durante casi medio milenio, han contribuído a construir y a engrandecer una obra. Su etimología nos revela que recordar es revivir con el corazón, lo que va más allá de la memoria, y nos permite celebrar con sentido cristiano nuestra historia, actualizarla y proyectarla hacia el futuro, agradeciendo al Señor los dones recibidos.

Una historia, la de la Archicofradía Sacramental de Pasión que, como la de las hermandades sevillanas, es espejo y esencia de la historia misma de la ciudad, y que a veces nos sorprende concentrando en fechas cercanas algunos hitos de especial importancia. El año 2018 nos ofrece cinco efemérides que la Hermandad ha celebrado con un programa de cultos y actos perfilados desde la sencillez, sobriedad y solemnidad que caracterizan un estilo propio, y para los que Su Majestad el Rey Don Juan Carlos, Hermano Mayor Honorario y Medalla de Oro de la Hermandad, nos ha concedido el privilegio de aceptar la Presidencia de Honor.

El VIII Centenario de la fundación de la Orden de la Mercednos une con nuestros orígenes fundacionales en el Convento Casa Grande que la Orden estableció en Sevilla tras la Conquista, y que conservamos en la advocación de Nuestra Madre y Señora de la Merced. Junto a otras Instituciones y Hermandades mercedarias, hemos formado parte de la Comisión Organizadora de los cultos y actos conmemorativos, y hemos participado activamente en ellos. Especialmente solemnes y brillantes han sido la celebración de la Misa Estacional del Centenario en el Convento de San Gregorio, o la Peregrinación desde la Parroquia de San Vicente hasta dicho Templo Jubilar. La Archicofradía ha participado con 7 piezas de gran valor artístico, histórico y patrimonial en la extraordinaria exposición “LA MERCED EN EL ARTE”, que se desarrolló con enorme éxito en las dependencias del Círculo Mercantil de Sevilla, y que nos propuso un completo itinerario por la huella que la Orden ha dejado impresa en diferentes manifestaciones de arte, fe, imaginería, orfebrería y devoción durante ocho siglos en la ciudad. Con motivo también de este Centenario, la bendita imagen de Nuestra Madre y Señora de la Merced ha estrenado un magnífico manto de vistas bordado por José Antonio Grande de León, que la Santísima Virgen lució en el Solemne Triduo anual, precedido por el besamano que este año se ubicó ante la Capilla Sacramental de la Colegial del Salvador. Igualmente, la Virgen de la Merced estrenó el Viernes de Dolores un soberbio manto bordado por Jesús Rosado, una pieza inspirada en los acantos de la túnica del Señor de Pasión realizada por Patrocinio López en 1869. Este manto presenta en su parte trasera el escudo bordado de la Orden del Merced. Y pare cerrar las aportaciones al patrimonio de la Archicofradía asociadas a la celebración del centenario, destacamos la restauración del Estandarte Mercedario de Patrocinio López de 1854, que este año se ha incorporado como nueva insignia de la Archicofradía el Jueves Santo, y que en su anverso recoge igualmente bordado el lema del VIII Centenario Fundacional de la Orden de la Merced.

La Hermandad, como aportación de su Fundación Asistencial, ofrece a esta celebración una obra social vinculada al carisma mercedario de la redención de los cautivos: “Abogados de la Merced”, una iniciativa puesta ya en marcha en colaboración con la Delegación Diocesana de Pastoral Penitenciaria, el Ilustre Colegio de Abogados de Sevilla, la Asociación Zaqueo de Reinserción Social, y Horizontes Abiertos. Un proyecto de voluntariado que presta un servicio de orientación, asistencia y asesoramiento jurídico gratuito a los internos de los centros penitenciarios de Sevilla, compuesto por 12 letrados y que durante 2018 ha atendido ya a 25 internos en asuntos tan diversos como familia, vivienda, régimen penitenciario, extranjería, trámites ante la administración, etc. Una labor que comienza siempre escuchando al interno, acompañándolo en sus inquietudes, y entregando tiempo, cariño y apoyo a las personas privadas de libertad que al final de sus causas no encuentran acogida en la sociedad o en su propia familia. Los letrados se dividen en sus funciones, algunos acuden a los centros penitenciarios a recoger las demandas y casos que nos trasladan, y otros tratan los asuntos, redactan escritos y realizan las comunicaciones necesarias para su resolución.

En este año 2018 hemos recordado además el 450 aniversario del nacimiento del insigne imaginero Juan Martínez Montañés, de cuyas manos e inspiración nació la imagen del Señor de Pasión, eje devocional junto al Santísimo Sacramento de nuestra Archicofradía desde hace 400 años. Un ciclo de tres conferencias en la Fundación Cajasol, los días 12, 13 y 14 de marzo, nos ayudaron a profundizar en el entorno histórico y cultural de la Sevilla del primer tercio del XVII, en su figura y en su obra. El viernes 15 de marzo celebramos una misa solemne en sufragio por su alma. Este ciclo culminará con la presentación de un libro, una obra que será referencia sobre la historia y el rico patrimonio material e inmaterial que la Hermandad ha conformado a los largo de los siglos, coordinado por nuestro hermano D. José Roda Peña.

Y enmarcada en este 450 aniversario, la Hermandad de Pasión ha participado en la soberbia exposición sobre el “dios de la madera” que se ha celebrado en Alcalá la Real, comisariada por nuestro Fiscal D. Juan Cartaya Baños. Una muestra que por su contenido, ubicación y rotundo éxito ha marcado un precedente en la aproximación histórica, artística y documental a la vida, obra y huella del insigne imaginero.

En este año 2018 se ha cumplido también el 150 aniversario del traslado de la sede de la Hermandad a la Iglesia Colegial del Divino Salvador, tras el cierre y posterior demolición de la Parroquia de San Miguel, enmarcada en la grave crisis económica y política que culminó en el proceso revolucionario de 1868.

El Jueves Santo de 2018 se conmemoró los 75 años de la obra cumbre de la orfebrería sevillana del siglo XX que Cayetano González dedicara, como custodia procesional y altar de plata, al Señor de Pasión. Ese paso que alfombra cada Jueves Santo la huella del Señor, que camina sobre las calles y sobre el corazón de Sevilla.

Por último, y de manera muy especial, la Archicofradía ha querido iluminar la conmemoración del primer centenario de la fusión con la Hermandad Sacramental del Salvador, que confirió el carácter eucarístico y esencial a la corporación que hoy conocemos. Para ello, se ha celebrado con mayor solemnidad si cabe el Triduo dedicado al Santísimo Sacramento en la víspera de Pentecostés. Y Nuestra Señora del Voto, titular inmaculista de la primitiva Hermandad Sacramental, se ha expuesto por primera vez en la historia en solemne besamanos en la Capilla Sacramental durante la Fiesta de la Inmaculada, el pasado 8 de diciembre.

La trascendencia y significación histórica de estas efemérides, nos han impulsado a la organización de una Magna Exposiciónque mostró el amplio y valioso patrimonio que la Hermandad ha atesorado a lo largo del tiempo, y que nos ofreció la oportunidad de contemplar por primera vez numerosos documentos, enseres, bordados y piezas de orfebrería desconocidas hasta ahora, y que como toda ofrenda, son el mejor testigo de la devoción de los fieles y hermanos acumulada en la historia. Esta exposición tuvo lugar en los Salones del Excmo. Ayuntamiento de Sevilla entre los días 21 de mayo y 3 de junio.

Para cerrar y culminar estos actos, y responder según nuestra fe que nos lleva a adorar al Señor en el Santísimo Sacramento, venerarle en la sagrada imagen del Señor de Pasión, y amarle en los hermanos que más nos necesitan, celebramos un MagnoConcierto a beneficio de la Fundación Asistencial y de sus proyectos de ayuda de alimentos y bienes de primera necesidad, colaboraciones con instituciones religiosas y civiles con fines sociales, y voluntariado. Este concierto tuvo lugar el 7 de noviembre, y supuso una extraordinaria oportunidad para recuperar y disfrutar del legado musical que dedicaron grandes autores (Joaquín Turina, Buenaventura Íñiguez, Eduardo Torres, Norberto Almandoz, Luis Mariani) para los cultos de la Hermandad, algunas de cuyas composiciones no se habían  interpretado desde hace más de 150 años.

Con la ferviente intención de que la celebración de estas efemérides hayan sido un instrumento de evangelización y de acercamiento al Señor, haciendo crecer nuestro amor, fidelidad y confianza en los planes de Dios, los hermanos de Pasión queremos poner a sus plantas los frutos de la devoción y las intenciones de todos los cofrades de Sevilla en este año tan especial, y damos las gracias por la inmensa riqueza de los dones recibidos.

Que el Señor de Pasión y su bendita Madre de la Merced nos bendigan.

 

 

Juan Pablo Fernández Barrero

Teniente de Hermano Mayor

Archicofradía Sacramental de Pasión