Intervención del Hermano Mayor en la comida de Hermandad

20/01/2020

Ofrecemos a continuación un extracto de las palabras pronunciadas por nuestro hermano mayor en el transcurso de la comida de hermandad celebrada ayer tras la función solemne de Novena:

Buenas tardes a todos.

Permitidme que, como he hecho en otras ocasiones, comience mi breve intervención expresando mi gratitud a cuantos hacen posible la vida de nuestra hermandad, la celebración de los cultos y las jornadas de convivencia como la que ahora disfrutamos.

Es por eso que quiero dar las gracias

Primero a los sacerdotes que nos acompañan y a quienes por sus obligaciones no pueden estar aquí. Agradezco especialmente la presencia de n/Director Espiritual, que ha estado al quite para resolver –como siempre- las situaciones más complicadas.  Agradecimiento que hago extensivo a D. Ángel, como tambien  al Predicador, que nos ha llevado muy didácticamente por el mejor camino para mirarnos y buscarnos en el rostro del Señor, valorar qué es lo que nos separa de Él y ponernos en acción para encontrarle.

Gracias a los representantes del Consejo y a los Hermanos Mayores que han compartido con nosotros nuestra Función Principal.

Gracias por supuesto a cuantos Hermanos nos han acompañado a lo largo de los cultos, vividos tan intensa y devotamente.

Gracias, cómo no, a los hermanos más jóvenes que juraron hace tan sólo 48 horas las Reglas de nuestra Hermandad. Ellos son la esperanza de una Archicofradía de Pasión, aún mejor que la que encuentran ahora. Y son, sin duda, la fuerza emergente, el ímpetu, la pasión, que deben contribuir a mejorar la Hermandad y a cuantos la integramos.

Gracias multiplicadas por 25, 50 ó 60, a quienes la pasada semana recibieron sus recuerdos como hermanos de tantos años, ya que ellos representan la fidelidad a nuestra Hermandad; de ellos hemos recibido gran parte del enorme legado espiritual que supone la Archicofradía Sacramental de Pasión.

Gracias muy especiales a quienes colaboran activamente con nuestra Fundación Asistencial, ya que ellos llevan el amor de Nuestro Señor de Pasión, a quienes más lo necesitan. Lo llevan a veces en forma de alimentos, en ocasiones, a través de la palabra amable o la mirada dulce, en algún momento haciendo compañía en la soledad o en la desventura y, siempre, con profundo respeto a la dignidad de la persona y a sus limitaciones materiales, intelectuales, sentimentales, sociales o familiares.

Gracias a todos los hermanos que, de una u otra forma, extienden la devoción al Señor de Pasión, imagen del Redentor, que se nos presenta en nuestra advocación como paradigma de la belleza, la humildad, la dulzura y la mansedumbre, de quien es todo un Dios hecho hombre.

Gracias a esos hermanos llamados ya a la presencia del Señor y que, a lo largo de sus respectivas vidas, han demostrado su devoción al Santísimo Sacramento, al Señor de Pasión, y a Nuestra Madre y Señora de la Merced y que han dedicado también parte de su tiempo a nuestra querida Hermandad.

En este capítulo de agradecimientos quiero subrayar muy especialmente mi gratitud personal a un soberbio equipo, al que deseo dedicarle unas palabras nacidas del corazón. Es posible que hoy sea mi última oportunidad de dirigirme públicamente a los Hermanos de Pasión, dentro de este mandato que se agota en mayo. Siendo así, quiero dejar constancia de mi profundo, sincero y sentido agradecimiento a cuantos me han acompañado en esta Junta de Gobierno. Sin ellos, sin vosotros, hubiera sido impensable alcanzar los muchos logros que hemos conseguido en equipo. Por eso, MUCHAS GRACIAS, queridos compañeros de Junta. Luego detallaré algunas de las realizaciones que hemos conseguido como equipo.

Bueno, agotado ya este brevísimo capítulo de los agradecimientos, abordo un par de temas desde el compromiso formal de no alargarme demasiado.

Dentro de poco, el 26 de febrero miércoles de ceniza, entraremos de lleno en la cuaresma. Como cristianos y como hermanos de Pasión, debemos tomarnos muy en serio ese tiempo de gracia, donde  la liturgia nos invitará a la conversión y al cambio interior y exterior. Habremos de procurar que el cambio no sea sólo cosmético o superficial, sino profundo, de corazón.

Las hermandades tenemos una finalidad muy clara, además de rendir culto a sus titulares, que es la de practicar las obras de caridad o, si queréis, las obras de misericordia; tanto las  espirituales como las  corporales. Tenemos que escuchar y atender en lo posible las llamadas y necesidades de los más desfavorecidos. Debo decir enseguida que nuestra Archicofradía Sacramental de Pasión, a través de nuestra FUNDACIÓN, ha ido incrementando considerablemente su ayuda a los necesitados hasta llegar, como hicimos el año pasado, a superar los 210.000 euros en servicios directos, sin contar los beneficios derivados del voluntariado.

Pero también debo decir que debemos ser más generosos, a la hora de atender los requerimientos que hace nuestra Fundación; por ejemplo, tan sólo unos pocos hermanos hicieron una aportación económica, más o menos importante, en la recientísima campaña de Navidad 2019. Es duro decirlo, pero el número de donantes representa escasamente el uno por ciento de hermanos de Pasión. Ahí lo dejo. Pero confío en que el dato nos haga reflexionar.

Pero después de citar el cercano miércoles de ceniza y  de cómo debemos abordar desde la caridad y el amor fraterno nuestro más inmediato futuro, permitidme que eche una miradita a las realidades alcanzadas en este casi agotado mandato, todas ellas conocidas, por suficientemente difundidas a través de nuestros propios medios de comunicación.

En el capítulo de nuevas adquisiciones e incrementos de activos cabe señalar:

1.- Saya y manto negros de la Virgen de la Merced

2.- Peana plata altar de la Virgen, regalo del grupo joven.

3.- Pasito de traslado del Señor

4.-Túnica bordada en plata según grabado de Tortolero. JuntGob

5.- Bandera Pontificia

6.- Cíngulo plata del Señor

7.-Manto azul besamanos Merced regalo de un hermano

8.- Peana Virgen del Rosario

9.- 20 sillas Sala Cabildos

10.- Caja fuerte

11.- Ambón para Capilla Sacramental

12.- Manto blanco para Triduo. Sufragado por los Hermanos

13.- Alba blanca para el Señor

14.- Manto y saya Virgen del Voto, regalo de una hermana

15.- Túnica Señor de los Afligidos, regalo de un hermano

16.- Mantolín Señor de la Humildad regalo de una hermana.

17.- Broche escudo mercenario para la Virgen de la Merced regalo de dos hermanas.

18.- Rosario de oro para la Virgen de la Merced, regalo de una hermana.

En el capítulo de restauraciones señalaré:

19.- Faroles

20.- Corona Virgen de la Merced

21.- Diadema de la Virgen de la Merced

22.- Revestimiento completo de la Taca del Señor

23.- Guión Sacramental

24.- Reforma de la Capilla anexando las peanas Virgen y S.Juan

25.- Corona Virgen del Rosario

26.- Túnica de los acantos

27.- Restauración integral Virgen del Rosario

28.- Puñal de la Virgen de la Merced

29.- Estandarte mercedario

30.- Reforma total del sistema eléctrico

31.- Daños varios en la Custodia

32.- Desgarros del manto de salida

33.- Capa pluvial

34.- Potencias del Señor

35.- Cíngulos y broches del Señor

36.- Bandera Concepcionista a falta de una restauración integral

37.- Reposición de nuevo suelo Sala Cabildos y Secretaría

38.- TECHO DE PALIO. Bordados y esmaltes y pedrería/Gloria

39.- Túnica y mantolín del S XIX, de San Juan

40.-cámide Señor de la Humildad regalo de varios hermanos.

En cuanto a eventos, señalaré por su importancia:

41.- Exposición Ayuntamiento, Ciclo de conferencias sobre Martínez Montañés, Besamanos único y especial de la Inmaculada Virgen del Voto y todos los demás actos conmemorativos de las cinco efemérides celebradas en 2018.

42.- Anuario 2017

43.-Libro PASIÓN. HISTORIA Y PATRIMONIO HISTÓRICO

Y en el patrimonio inmaterial me atrevo a señalar tres realizaciones de importancia capital

44.- La creación y puesta en marcha de “ABOGADOS DE LA MERCED”,

45.- El REGLAMENTO ya aprobado en Cabildo General, que permitirá a nuestra Hermandad regirse por criterios aprobados mayoritariamente.

46.- Se tramitó y certificó la inclusión de nuestra hermandad en el ámbito de la Ley de Mecenazgo, lo que permitió, a partir de 2018, deducir cuotas y donativos en las respectivas declaraciones de renta.

47.- El reconocimiento de la sociedad y de la comunidad a la que servimos, al haber merecido la Medalla de Oro de la Ciudad de Sevilla en virtud de la labor social que desarrollamos a través de la Fundación Asistencial Jesús de Pasión.

48.- Realización nueva página web regalo de un hermano.

49.- Realización de herramienta online de fototeca, gestión de inventario y de archivo. Regalo de dos hermanos.

Debo decir que toda esa labor ha sido posible porque contamos con algunos entusiastas colaboradores; a ellos y a cuantos trabajan en comisiones, en montajes, en cultos o en cualquier otra actividad, les agradezco inmensamente sus desvelos y sus esfuerzos.

Como se lo agradezco a todos y cada uno de los miembros de la JUNTA DE GOBIERNO, por su eficaz y generosa entrega a nuestra Hermandad de Pasión. Ellos han procurado conformar ese gran equipo que uno sueña siempre pilotar. Gracias compañeros de Junta. Gracias

Y como conviene que vaya terminando ya, no me extiendo más, limitándome ya a recordar que pero la Hermandad no es un fin en sí misma, sino un instrumento para convertirnos en mejores cristianos,  desde la práctica real y diaria de lo que son sus pilares básicos. El culto, la caridad, la formación y la evangelización a través del testimonio de vida cristiana.

Y concluyo pidiendo al Señor de Pasión y a nuestra Madre y Señora de la Merced, que nunca, nunca, nos dejen de su mano, por más que nosotros, débiles e inconstantes,  les demos la espalda con frecuencia.