Sobre las papeletas simbólicas

13/02/2018

Según la Regla 103, “Se establece la papeleta de sitio con carácter simbólico, para aquellos hermanos cuyas condiciones físicas u otra circunstancia le impidan participar en la Estación de Penitencia”.

Por ello, y debido a las instrucciones que desde la Iglesia Colegial transmiten a la Hermandad, por condiciones de seguridad y aforo de la Iglesia, debemos ser muy escrupulosos en el buen uso de dicha Papeleta Simbólica.

Si durante el reparto de papeletas, se sobrepasara el aforo previsto, dejarán de expedirse Papeletas Simbólicas.

La Papeleta Simbólica es requisito indispensable para acceder a la Iglesia Colegia el Jueves Santo, para aquellos hermanos que no puedan realizar la Estación de Penitencia.

Dicha Papeleta Simbólica es nominal y para uso personal, debiendo mostrarse el DNI a la entrada por la calle Córdoba. La Medalla de la Hermandad, NO acredita para acceder a la iglesia, si no va acompañada de la Papeleta Simbólica.

Los hermanos con Papeleta Simbólica que accedan a la Iglesia, se colocarán en los lugares indicados, de forma que en ningún momento interfieran ni dificulten la organización de la Cofradía.

Tras la Procesión Eucarística y la Reserva del Santísimo en el Monumento, se procederá a retirar todas las sillas para proceder a la organización de la Cofradía.

En caso de alguna situación que pueda poner en riesgo la seguridad de los participantes en la Estación de Penitencia, por ocupación excesiva de la Iglesia Colegial, y atendiéndonos al Plan de Emergencia existente, así como a las instrucciones que desde el CECOP fueran trasladadas a la Hermandad, se procederá a anular TODAS las Papeletas Simbólicas. ESTO SERÍA AVISADO EN LOS MEDIOS DE COMUNICACIÓN DE LA HERMANDAD.

NOTA DE LA JUNTA DE GOBIERNO: Estas normas tienen como único objetivo garantizar la seguridad, mejorar la comodidad de los Hermanos Nazarenos en el interior de la Iglesia y ayudar a la mejor organización de la cofradía, así como al recogimiento que debe existir en todo el desarrollo de la Estación de Penitencia, compatibilizando dichos objetivos con la presencia en la Iglesia, de forma ordenada, de todos los Hermanos que por cualquier razón no realicen la Estación de Penitencia, pero quieran acompañar a nuestros Titulares en la salida y/o entrada en la Iglesia.