Nuevas puertas, nuevos horizontes

18/07/2020

Queridos hermanos:  para que podáis tener con antelación suficiente la información de los cultos a Nuestra Madre y Señora de la Merced, os escribo estas líneas el día de San Juan Bautista -24 de junio- a 36 sevillanísimos grados de temperatura exterior. A esta hora, las cuatro de la tarde, la ciudad ofrece el mismo aspecto que los peores días del confinamiento:  vacío y silencio; esos han sido los signos distintivos de estos pasados meses.

Sin embargo no todo fue necesariamente negativo para todos y para todo. Hay quien ha sabido sacar provecho espiritual al silencio y quien ha llenado el vacío con entrega generosa y solidaridad a raudales. Doy fe de que así ha sido, en muchos casos, entre nuestros hermanos de Pasión.

Otras personas -quizás- no han hecho más que lamentarse sin saber transformar una dificultad en una ocasión para crecer y mejorar. Decía R. Tagore que “si lloras por haber perdido el sol, las lágrimas no te dejarán ver las estrellas”. Si perdemos algo que era habitual para nosotros, seguro que descubriremos, a poco que nos lo propongamos, nuevas opciones en las que no habíamos reparado antes, volcados de lleno en lo de siempre, en lo cotidiano y en lo conocido. Cualquier eventualidad podemos transformarla en una oportunidad para mejorar, sea en lo que sea. Si algo se nos cierra, seguro que podemos descubrir nuevas puertas a nuevos horizontes.

Y conecto el comentario a la presentación de los más pequeños a Nuestra Madre y Señora de la Merced y al besamanos de septiembre. Es más que previsible que esos actos no puedan celebrarse aún con la disposición y estructura de siempre, pero los solemnizaremos con las medidas preventivas adecuadas, evitando cualquier riesgo para la salud de los fieles y devotos, siempre que las autoridades sanitarias y políticas permitan la asistencia a tales actos de culto, en función de la evolución de la pandemia.

De los actos concretos y de las fechas respectivas, informaremos adecuadamente a todos los hermanos a través de los medios oficiales de comunicación de nuestra Hermandad.

Como ya es sabido por informaciones anteriores, el 30 de septiembre tendrá lugar el Cabildo General de Cuentas y Elecciones convocado formalmente para el mes de mayo y que hubo que aplazar, bajo  directrices y aprobación de la Delegación Diocesana de Asuntos Jurídicos de Hermandades y Cofradías, por la no suficiente liberalización -en ese momento- de las medidas de “desconfinamiento”.

Quiero agradecer a un hermano, que prefiere guardar el anonimato, la donación de una nueva túnica para el Señor de los Afligidos, al que ha dotado ya, en ocasiones anteriores, de otra túnica, alba, cíngulo, cordón y potencias. Esta túnica la estrenará la imagen en los cultos de septiembre.

Y agradezco también a una hermana, muy devota de nuestros Sagrados Titulares, la donación de una jarra y aguamanil de plata de ley, para su uso en la Misa de la Cena del Señor del Jueves Santo.

Estos meses estamos preparando,  con enorme interés no exento de una descomunal carga de trabajo,  distintos expedientes de solicitud de ayudas para la obtención de recursos con los que atender tanto las obras de caridad y acción social de la Fundación, como la restauración de parte del riquísimo patrimonio de nuestra Hermandad.

Efectivamente, en virtud de la Orden de la Consejería de Cultura y Patrimonio Histórico publicada en el BOJA el miércoles 18 de diciembre de 2019 y de la Resolución de la misma Consejería, publicada en el BOJA  el lunes 1 de junio de 2020, se ha presentado proyecto de restauración de la saya de la Virgen del Voto que, como es bien sabido, es una pieza que forma parte un conjunto de tres,  compuesto por un manto, mangas y corpiño. Todas ellas fueron encargadas a Frutos García en el año 1677.  Nuestra  Hermandad conserva el recibo firmado por Frutos García correspondiente a los bordados del vestido de la Virgen del Voto, que  costó 7.080 reales de vellón, estando fechada la entrega el 27 de octubre de 1677. Al parecer, es la única pieza que se conserva de este bordador, de toda la producción que realizó en ese periodo de tiempo.

Confiamos en que la calidad de la prenda, su categoría y nivel artístico, la antigüedad de la pieza y su estado de conservación, sean motivos más que suficientes como para que la Consejería subvencione con el 80% el coste de la restauración.

Por otro lado y puesto que después de dos años consecutivos acudiendo al Ministerio de Fomento para allegar recursos procedentes del 1,5% Cultural, sin conseguir el resultado apetecido para restaurar la fachada de nuestra casa de Hermandad (a pesar de habérsenos indicado expresamente que ha sido uno de los mejores expedientes presentados en años), vamos a intentar conseguir la ayuda necesaria a través de WMF España, siglas de la organización FONDO MUNDIAL DE MONUMENTOS, institución  sin ánimo de lucro, con sede en Nueva York.

Y desde luego seguimos presentando solicitudes varias  a convocatorias de AYUDAS SOCIALES, tanto de instituciones públicas como  privadas, para la financiación de proyectos sociales desarrollados por nuestra Fundación.

Pidamos al Señor de Pasión que, si es Su voluntad, nos ayude a conseguir todas esas subvenciones; por nosotros no va a quedar.

 

José Luis Cabello Flores

Hermano Mayor