Restauración de nuestra fachada del Patio de los Naranjos

09/07/2018

Los hermanos que acuden asiduamente a la sede de nuestra Hermandad conocen los problemas de desprendimientos existentes -desde hace ya meses- en nuestra fachada al Patio de los Naranjos de la Iglesia del Divino Salvador. Desde hace meses, la fachada se encuentra cubierta con una red protectora que impida daños por el posible desprendimiento de piezas de la misma, una medida cautelar que adoptó nuestra Hermandad a raíz precisamente de la caída de una voluta.

La Archicofradía, ante la situación en la que se encuentra este conjunto edificatorio declarado Bien de Interés Cultural, inició el pasado año las acciones pertinentes para salvaguardar la conservación de una de las fachadas más hermosas de nuestra ciudad, como así lo recoge la ficha técnica del IAPH.

Para afrontar el elevado coste de restauración de la misma, la Archicofradía ha concurrido de nuevo a las ayudas del Ministerio de Fomento para actuaciones de conservación o enriquecimiento del Patrimonio Histórico Español con cargo al programa del 1,5% Cultural.

Como podrán comprobar los hermanos en las imágenes adjuntas, se ha elaborado un serio y minucioso expediente de solicitud para justificar documentalmente la necesidad de la restauración, la importancia artística, histórica y patrimonial de la fachada barroca y el cumplimiento de los requerimientos que desde el Gobierno se exigen para otorgar dichas ayudas que, en caso de concederse, supondrían sufragar hasta el 70% de las obras de restauración.

Nuestra Archicofradía concurre a esta convocatoria del Ministerio junto a otros monumentos de indudable relevancia nacional, como la muralla medieval de Plasencia, el Palacio de Mondragón de Ronda, el Palau Comptal de Oliva, el anfiteatro romano de Cartagena, el Monte Cantabria de Logroño o la propia muralla de la Macarena y el Convento de Santa Clara de Sevilla.

Con esta información, pretendemos trasladar a los hermanos el concienzudo trabajo que se está realizando por parte de la Archicofradía para mantener nuestro patrimonio arquitectónico y rogamos especialmente vuestras oraciones al Señor de Pasión y la Virgen de la Merced para la positiva resolución de dicho expediente, que culminaría el importante esfuerzo realizado que no tiene otro fin que el de conservar la Casa del Señor y la de todos los hermanos.